Reflexión del quinto domingo de cuaresma.

Cuando es que podemos decir que una persona está viva. Cuando puede respirar, cuando las funciones vitales están respondiendo a une criterio preciso. Pero a veces hemos escuchado personas que se lamentan de su situación de vida diciendo: “esta no es vida”. Así podemos pensar también que una persona vive cuando es libre, cuando tiene autonomía de decidir, cuando tiene los medios necesarios para la expresión de su libertad.  Cuando el profeta Ezequiel habla del oráculo de los huesos y de la resurrección del cuerpo en la primera lectura de hoy nos está ofreciendo una metáfora sobre la restauración de pueblo de Dios después del tiempo del exilio; exilio fue para el pueblo elegido un momento que los profetas han parecido a la muerte, a la situación de persona en la obscuridad de la tumba. Imaginamos un pueblo que ha perdido su tierra, su libertad, autoridad y autonomía y su identidad. Un pueblo sin esperanza y sin horizonte… un pueblo muerto. Y todo lo que pueden hacer es como dice el salmo; “gritar del profundo del abismo…”

En el entendimiento del pueblo de Dios, el exilio es consecuencia de su pecado, falla en la escucha de los mandamientos de Dios y de escoger de seguir otros dioses.

Pero a dentro de este momento sin esperanza Ezequiel (que significa Dios fortalece) proclama una palabra de esperanza, una palabra que abre un horizonte, una palabra que REANIMA (DAR ANIMO). Así como se da un soplo nuevo a un cuerpo sin vida. Dios da su palabra de honor (Lo he prometido y lo voy a cumplir).

Por eso, El Dios que creo el hombre de la nada, soplando el aire de vida; el mismo dará vida a su pueblo por el espíritu que dará. Esta es lo que se esconde atrás de la expresión: “Hacer salir de las tumbas”.

Pablo en la segunda lectura parte de una pregunta:” QUE PASA EN LA VIDA DE UNA PERSONA QUE RECIVE A CRISTO?”. Por eso habla de la vida según la carne y la vida según el Espíritu. En su pensamiento no se trata de una oposición entre carne y Espíritu, pero se trata de la manera en que escogemos de vivir. Hay una manera de vivir que se aleja de Dios, siguiendo nuestras pasiones, al extremo poniéndome en oposición con Dios y poniendo me como dios. Es un entendimiento equivocado de la autonomía… Un camino que lleva a la muerte.

En este tiempo difícil sin precedente podemos ver la expresión de este camino. Una manera de actuar guiado solo por sus propias ganancias sin consideración al bien común, preferencia a proteger a si mismo. Un miedo exagerado que lleva sin necesidad que lleva a absolutizar a sus necesidades personales.

Al opuesto hay un camino segundo el Espíritu que es la unión con Dios; de quien hemos recibido el Espíritu que recrea y transforma, El espíritu que recrea y orienta toda nuestra vida hacia las obras de la vida. Esta es el cumplimiento de las promesas de Dios para nosotros en Cristo, salvador y dador de vida. Esta promesa se cumple para nosotros en primero en la muerte y la resurrección de Cristo. nuestra elección bautismal. Allí hemos recibido el Espíritu que nos orienta a vivir de la vida misma de Dios. El Espíritu que hace que aunche el pecado nos lleva a la muerte, la unión con Cristo tiene la ultima palabra y nos saca de la fosa o del abismo en donde los pecados nos han llevado.

La muerte e la resurrección de Lázaro (o mejor la reanimación de Lázaro) participan de este poder de Dios en Cristo de traer la vida aunche estemos muertos. Lázaro (nombre que significa “Dios ayuda”, forma corta de Eliezer) esta presentado como amigo de Cristo. Esta cualificación es una dimensión muy importante de la historia, así como lo es importante la unión con Dios y para darnos una respuesta a la pregunta: “¿Que pasa en la vida de una persona, cuando recibe Cristo?”. Esta respuesta en una señal es para nosotros también somos amigo de Cristo, sus cohermanos desde el día de nuestro bautismo. (También para varios de nuestros hermanos y hermanas que están en camino, preparándose para entrar en esta amistad con Cristo por la recepción de los Sacramento). Y para sacar a su amigo de la tumba, Cristo no tiene miedo de enfrentar su propia muerte. Esto es el precio que la paga para su amigo, o mejor sus amigos. Su muerte representa para nosotros, sus amigos, así como lázaro, la oportunidad de salvación. Para que los que viven en la obscuridad del pecado que tiene como producto obras de muerta, puedan tener vida creando en el: “El que cree en mí, no morirá. Y creer en Cristo establece esta relación que hasta la muerte no puede quitar.

Al final, esta señal de Cristo nos revela que el que recibe a Cristo entra en un mundo nuevo, recibe una vida nueva que nunca se acaba. Y su vida, aunche esta destinada a la muerte biológico se vuelve un caminar de la vida a la vida.


March 24, 2020

Dear Parishioners and Friends of St. Joseph Cathedral Parish:

I want to take this opportunity to reach out to all parishioners and friends during this time of unprecedented uncertainty.  The Corona Virus pandemic has disrupted our lives and the social structures upon which we depend.  The disruption has created a sense of apprehension and even fear.  As a community of faith, we are challenged to recognize that God remains ever present, even in darkness.

The Cathedral Parish remains committed to pastoral care, appropriate opportunities for worship, and outreach to those who are most affected by this crisis.  While pastoral visits have been suspended, the staff will begin calling each registered parishioner to assure families of our presence and concern for all.  Sunday Mass will be live-streamed from the Chancery office http://www.djs.org at 10:00 am in English and 11:00 am in Spanish.  The Cathedral, beginning Sunday, March 29, will transmit 8:30am and 10:00am Masses. Daily Mass will be live-streamed from the Cathedral at 9:00 am Monday through Friday.  Links for each can be found on the parish website http://www.stjosephcathedral.org/.  Priests are available to celebrate the Sacrament of the Sick if an individual is seriously ill. 

The parish office remains open Monday through Friday only with essential staff.  If you need assistance, please contact us.  We will endeavor to assist in any way possible. 

On a practical level, we remain dependent on your financial support.  With the suspension of Sunday masses there have been no collections.  I am appealing to your generosity to continue your Sunday offerings.  We will not be able to maintain critical staff and operations here at the parish without your support.  Offerings can be mailed to the parish office, made online through the parish website through the “WeShare” and “Paypal” links, or dropped off in person. 

Please know that I continue to pray for all of you and look forward to the day when we can again assemble as a parish community in worship, service, and friendship.

In Christ,
Rev. Joseph M. Benedict, Pastor

March 24, 2020

Estimados Feligreses y Amigos de la Catedral de San José:

Quiero aprovechar esta oportunidad para alcanzar a todos los feligreses y amigos durante este período de incertidumbre sin precedente.  La pandemia del Coronavirus ha interrumpido nuestras vidas y las estructuras sociales sobre las cuales dependemos.  Esta interrupción ha creado un sentido de aprensión y aun miedo.  Como comunidad de fe, enfrentamos el desafío de reconocer que Dios permanece siempre presente, aun en las tinieblas.

La Parroquia Catedral permanece comprometida al cuidado pastoral, las oportunidades apropiadas para orar y el alcance a todos aquellos más afectados por esta crisis. Mientras que las visitas pastorales han sido suspendidas, los empleados estarán llamando a cada feligrés registrado para asegurar a las familias de nuestra presencia y preocupación por todos. La Misa dominical se está trasmitiendo en directo desde la Cancillería http://www.djs.org a las 10:00am en inglés y las 11:00am en español. La Catedral, empezando el domingo, 29 de marzo, transmitirá las misas de las 8:30 y 10:00. La misa entre semana será trasmitida en directo desde la Catedral a las 9:00am de lunes a viernes.  Los enlaces para todos se pueden encontrar en el sitio web de la parroquia. http://www.stjosephcathedral.org/. Los sacerdotes estarán disponibles para celebrar el Sacramento de los Enfermos para los que están gravemente enfermos.

La oficina parroquial permanece abierta sólo de lunes a viernes con empleados esenciales.  Si ocupa ayuda, por favor comuníquese con nosotros. Haremos lo posible por ayudarle de cualquier manera disponible.

A nivel práctico, seguimos dependiendo de su ayuda financiera.  Con la suspensión de las misas Dominicales, no ha habido colectas.  Pido de su generosidad para continuar con sus ofrendas Dominicales.  No podríamos mantener a los empleados críticos no las operaciones aquí en la parroquia sin su apoyo.   Las ofrendas pueden ser enviadas por correo a la oficina parroquial, trasmitidas en línea mediante nuestro sitio web con los enlaces “WeShare” y “Paypal” o entregadas en persona.

Sepa que sigo orando por todos ustedes y miro hacia el día cuando podemos nuevamente reunirnos como comunidad parroquia para orar, servir y convivir.

En Cristo,
Rev. Joseph M. Benedict, Párroco